Juventud y Servicio Cívico

Nuestras juventudes, identificadas con su rica diversidad cultural, tienen un interesante reto dentro de su comunidad para participar en su desarrollo y defensa. Estas palabras escritas en un texto legal, se leen rápido y se comprenden con facilidad; sin embargo, en el fondo de dicho reto, se entrelazan situaciones que deben citarse para ilustrar y despertar el interés de quienes se vinculan al tema.

Hace más de una década, para prestar un Servicio a la Patria, en extremo, se realizaron persecuciones cargadas de discriminación, y la fuerza juvenil fue canalizada para un servicio en el área castrense. Después de los Acuerdos de Paz, se cambia la estrategia de convocatoria para prestar el Servicio Cívico y en forma novedosa se relaciona a la Juventud con el Desarrollo de su Comunidad.

11032628_972346362826193_8940456101654681880_oAl ser drásticos críticos en la historia reciente, podemos decir que el esfuerzo del Estado (no del Gobierno de turno) es incongruente con el número de jóvenes que están en edad de prestar su servicio a la Nación, la convocatoria del año 2014 para 11,917 Servidores Cívicos, gira alrededor del 0.8% de la población ligada a ese deber y derecho ciudadano que tienen los jóvenes. Si se mide esta función estatal conforme a estas minúsculas cifras, nos asaltaría la frustración, pero se anima y dinamiza esta acción cuando los jóvenes ya involucrados levantan en este azul y blanco, la esperanza de una Nación distinta.

905912_986015408125955_8721979305848708880_oEl sueño de los jóvenes que prestan su Servicio Cívico, es la buena nueva frente a las nacientes propuestas institucionales. Cuando la historia relate sus juicios podrán decir: El Servicio Cívico en Guatemala aún no ha sido una respuesta institucional de impacto visible, sin embargo, las acciones de quienes ya están dentro de esta estrategia, como resultado de decisiones congruentes, han sido capaces de marcar una diferencia. En el ahora, las pequeñas acciones, en manos de nuestros valientes dinámicos, íntegros y entusiastas Servidores Cívicos, prosperarán y serán visibles, porque allí no cuentan las horas de la burocracia, cuenta el amor con el cual ellos nos están poniendo el ejemplo.

Gracias juventudes de nuestro País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.